Preguntas frecuentes

Publicado en Sin categoría

Fuente: A.E.P.
 

 

Sindrome de intestino irritable o Colon irritable

Resultado de imagen de colon irritable niños

Es un trastorno digestivo que se caracteriza por dolor de barriga frecuente, acompañado de cambios en el ritmo intestinal. Continua leyendo....

Leer más...

BOCIO en la infancia

Resultado de imagen de bocio infancia

El bocio es el aumento del tamaño de la glándula tiroides.

El tiroides es una glándula situada en la parte anterior del cuello, encargada de regular el metabolismo de la mayoría de los tejidos del organismo produciendo dos hormonas, T3 y T4.

Leer más...

Sinovitis de Cadera en niños

El niño se queja al caminar o correr de dolor en la ingle y al levantarse camina cojeando

Dislexia en niños

La dislexia es un trastorno en la lectura o en la escritura que se da en niños y niñas con buena capacidad para aprender.

http://enfamilia.aeped.es/temas-salud/dislexia

Edad corregida en niños prematuros

El desarrollo de un niño prematuro no puede compararse con el de un bebé nacido a término, al menos hasta los dos años

http://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/edad-corregida-en-ninos-prematuros

Limpieza primeros dientes del bebe

Hay que prevenir las caries desde que salen los primeros dientes, limpiándolos y evitando el contacto con líquidos dulces

http://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/hay-que-limpiar-ya-primer-diente-bebe

Frenillo lingual corto en bebes

El frenillo sublingual es una membrana situada bajo la lengua. Si dificulta o impide el movimiento normal de ésta, se llama frenillo lingual corto

http://enfamilia.aeped.es/temas-salud/frenillo-lingual-corto-cuando-es-un-problema

Artritis Infantil

En la artiritis se produce hinchazón de la articulación afectada, dolor y disminución de la movilidad

http://enfamilia.aeped.es/temas-salud/artritis-en-ninos

Dilatación en el riñón del feto durante el embarazo

La dilatación de la vía urinaria en el feto no es una enfermedad, sólo un hallazgo relativamente impreciso de las ecografías del embarazo

http://enfamilia.aeped.es/temas-salud/dilatacion-rinon

Displasia, Luxación de Cadera

La cadera del niño: los "clics", la displasia y la luxación

 

El clic en la cadera no indica ningún problema. Lo único que hay que hacer es seguir los controles habituales en la exploración del niño.

Bebé

¿Qué es la displasia o luxación de cadera? ¿A qué se refieren cuando se dice que un recién nacido “tiene un problema en la cadera”?

La cadera del recién nacido no está osificada y está compuesta fundamentalmente por cartílago. A lo largo de los meses se va formando la futura cadera, en la que la cabeza del fémur debe encajar en la pelvis. Cuando esto no es así, es decir, que al nacer está mal encajada o durante los primeros meses no madura lo suficiente para formarse la articulación, surge la llamada displasia evolutiva de cadera. Se llama evolutiva porque puede estar presente al nacer o desarrollarse posteriormente.

La displasia evolutiva de cadera engloba varios conceptos:

  • Displasia: la cavidad de la pelvis que engloba al fémur no se forma adecuadamente.
  • Luxación: el fémur está fuera de la cavidad de la cadera.
  • Cadera inmadura: el fémur está en su sitio, pero tiene tendencia a salirse con algunos movimientos. Este tipo se resuelve solo en la gran mayoría de los casos.

¿Es muy frecuente? ¿Qué niños son más propensos?

Aproximadamente afecta a 3-5 niños por cada 1000 recién nacidos. Es cierto que tienen más riesgo las niñas, los que han nacido de nalgas y los que tienen un hermano que ha sufrido una displasia de cadera.

¿Se puede hacer algo durante el embarazo para prevenirla?

No, no hay medidas específicas de tipo preventivo durante el embarazo que disminuyan la posibilidad de que un niño desarrolle una displasia de cadera.

¿Llevar el niño a la espalda o sujeto mediante “fular”, con las piernas abiertas, puede ser perjudicial?

Aunque parezca una postura forzada de la cadera, es la postura ideal para evitar la luxación, así que, lejos de ser perjudicial, es recomendable.

¿Es beneficioso “fortalecer” la cadera con el “tacatá”?

Aunque el “tacatá” no se aconseja ya en ningún caso por el riesgo de accidentes, en el caso de la displasia de cadera es todavía más perjudicial, porque si la cadera tiene algún problema, el fémur tiende a salirse con el peso del cuerpo.

¿Qué pasa cuando el fémur está fuera de la pelvis? ¿Duele?

Si el fémur está fuera de la cadera, la articulación no se formará adecuadamente, el miembro quedará más corto y el niño andará con dificultad y cojera, pero sin dolor.

¿Cómo y cuándo se sabe que un niño tiene displasia de cadera?

Al nacer, en los niños con displasia, luxación o inmadurez de la cadera, es difícil  apreciar anomalías externas o síntomas que la hagan sospechar. En los primeros días, la exploración de la cadera por el pediatra es muy importante, ya que con unas simples maniobras se puede saber, con cierta seguridad, si existe o no algún problema.

Cuando la exploración detecta alguna anomalía o son niños con factores de riesgo (presentación de nalgas o antecedentes familiares), se suele realizar una ecografía en los primeros meses para descartar o diagnosticar la displasia y valorar la gravedad.

Me dijeron que mi hijo no tenía displasia, que solo tenía un “clic”. ¿Debo preocuparme?

No, el clic no indica ningún problema de cadera. Lo único que hay que hacer es seguir los controles habituales en la exploración del niño.

Mi hijo ha seguido todas las visitas desde que nació y nunca se detectó ningún problema de cadera, pero al comenzar a andar cojea. ¿Es posible que tenga luxación?

Sí, es posible. Desgraciadamente, un porcentaje escaso de niños con luxación escapa a las maniobras de detección y no presenta síntomas hasta más tarde. Que aparezca un caso tan tardío es excepcional, pero puede ocurrir.

Mi hijo no ha tenido problemas de cadera, comenzó a andar bien, pero a los 2 años cojea, ¿puede tener luxación?

El haber iniciado la marcha correctamente sin cojera indica que la cadera está madura, es decir, que no existe una displasia evolutiva de cadera. Hay otros problemas diferentes que pueden causar cojera en estas edades.

¿Y si se detecta una displasia evolutiva de cadera, cómo se trata?

El especialista elegirá la forma de tratamiento más adecuada, que va a depender del grado de displasia y de la edad del niño.

En los niños menores de 6 meses con grados leves de displasia, el tratamiento suele ser ortopédico, con una férula que mantiene separadas las piernas durante todo el día (como una rana) para favorecer que se forme adecuadamente la articulación. En la mayoría de los casos, esta situación suele resolverse en unos meses. Solo cuando este tratamiento fracasa, el diagnóstico es tardío o el grado de displasia es grave, es posible que se requiera cirugía.

http://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/cadera-nino-clics-displasia-luxacion

Cuidados del Ombligo en el recién nacido

Para cuidar el cordón umbilical del recién nacido y evitar que se infecte, lavar y secar es lo mejor

Cordón umbilical

El cordón umbilical es la estructura que une al bebé con su madre durante el embarazo y va desde el ombligo del feto hasta la placenta. En su interior contiene los vasos sanguíneos que sirven para intercambiar sustancias entre la madre y el feto. A través del cordón umbilical le llegan al feto el alimento y el oxígeno, por ejemplo.

La importancia del cuidado del cordón

El cuidado del cordón umbilical comienza en el momento del nacimiento. Después del parto, el cordón se pinza y luego se corta con material estéril. Habitualmente esto lo hacen los profesionales sanitarios.

Tras el nacimiento y hasta que el cordón umbilical cicatriza, los gérmenes habituales de la piel pueden provocar una infección del cordón umbilical. Por ello es muy importante mantener las medidas higiénicas correctas para que se mantenga limpio y no se infecte. 

Cómo realizar la higiene del cordón umbilical

Son muchos los productos que se han empleado a lo largo del tiempo para el cuidado del cordón umbilical: soluciones antisépticas tópicas (clorhexidina 4%, alcohol 70°, sulfadiazina de plata, etc.), antibióticos tópicos (bacitracina, mupirocina).

El uso de soluciones antisépticas o antibióticas tópicas se recomienda en aquellas situaciones en las que la atención neonatal y las medidas higiénicas sean deficitarias. En los países desarrollados donde existe una adecuada atención neonatal y buenas medidas higiénicas, no se ha visto que estos métodos sean mejores que simplemente limpiar el cordón umbilical con agua y jabón y secarlo bien después.

De hecho, el empleo de antisépticos y antibióticos locales o tópicos puede retrasar la caída del cordón, porque interfiere con el proceso normal de cicatrización.

Por ello, se recomienda tomar las siguientes medidas para el cuidado del cordón umbilical:

  • Lavarse las manos antes de su cuidado.
  • Limpiar la zona del cordón con agua tibia y jabón neutro. Posteriormente secarlo bien.
  • Se puede ayudar a mantener seco el cordón con una gasa limpia y seca que lo envuelva, recambiando la gasa con los cambios de pañal.
  • Cambiar frecuentemente los pañales del bebé.

Signos de alarma

Los siguientes hallazgos en el cordón umbilical deber ser motivo de  consulta al pediatra:

  • Enrojecimiento o inflamación de la zona del ombligo.
  • Cordón húmedo con secreción amarilla maloliente.
  • Sangrado a nivel del cordón umbilical. A veces, puede producirse un pequeño sangrado normal con la caída del cordón umbilical o el roce del mismo con el pañal.
  • Retraso en la caída del cordón después de los 15 días de vida (el cordón suele desprenderse entre el 5° y 15° día de vida).

http://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/cuidados-cordon-umbilical

Test de APGAR, nombre de mujer

El test de APGAR es un método de evaluación de la adaptación y vitalidad del recién nacido tras el nacimiento.

http://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/test-apgar

http://neuropediatra.org/2014/05/07/el-test-de-apgar-tiene-nombre-de-mujer/

 

Cosas normales del Recién Nacido

Tas el nacimiento de nuestro hijo, QUE VIENE AL MUNDO SIN MANUAL DE INSTRUCCIONES, llegamos a casa con el recién nacido y aparecen multitud de dudas y preguntas, cuidados sobre los primeros días de vida de PIEL-MAMAS-UÑAS-OMBLIGO-GENITALES-OJOS-.....

http://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/cosas-normales-en-recien-nacidos

Epistaxis o sangrado de nariz en niños

Sangrar por la nariz es algo muy espectacular y molesto, pero habitualmente sin ninguna transcendencia, salvo que sea muy intensa o se acompañe de que sangra por otros sitios o de síntomas de mala coagulación de la sangre.

http://enfamilia.aeped.es/temas-salud/epistaxis-sangrado-nasal

Manchas café con leche en niños

Son manchas en la piel de color marrón, que pueden aparecer en número variable y ser de diferente tamaño.

http://enfamilia.aeped.es/temas-salud/manchas-cafe-con-leche

Bebes en el primer mes de vida

¿Qué debemos esperar que haga nuestro niño recién nacido? Algunas habilidades motoras, visuales y de relación social de los menores de 1 mes de edad

Actividad motora


Si colocamos al recién nacido en la cuna boca arriba (postura recomendada para dormir para así evitar la muerte súbita del lactante), generalmente quedará con los brazos y piernas flexionados, y un poco rígido. En esta posición es fácil que, ante cualquier estímulo, se desequilibre y se active el reflejo de Moro, también llamado reflejo de sobresalto o reflejo del abrazo. Otro reflejo característico del recién nacido es el de prensión: al ponerle en la palma de la mano algún objeto, como por ejemplo un dedo nuestro, cerrará la mano sobre el objeto y parecerá que lo quiere coger o que desea quedarse agarrado a él. Tanto el reflejo de Moro como el de prensión podrían ser automatismos de autoprotección destinados a sujetarse a su madre.


Si lo pusiéramos boca abajo quedaría con los brazos y las piernas flexionadas, pero sería capaz de girar la cabeza a uno y otro lado.


El recién nacido realiza también otros movimientos reflejos, como el de marcha automática, que consiste en que, si lo mantenemos suspendido de pie sobre una superficie, parecerá que quiere caminar, moviendo alternativamente una pierna y la otra hacia adelante.


Visión


El recién nacido ya ve, aunque no enfoca bien ni entiende lo que ve. Con el tiempo, el ojo irá afinando su capacidad para recoger imágenes nítidas y el cerebro irá aprendiendo a “entenderlas”. Sin embargo, ya desde recién nacido, una luz intensa brusca provoca el cierre de los párpados y también se puede fijar la vista en una luz o en objetos cercanos que pongamos en su línea de visión.


No debe preocupar que tuerza un poco los ojos (bizquee) ocasionalmente.


Socialización


Le encanta estar en brazos, pues de esa forma se siente contenido y confortable, además percibe el calor, el olor y oye la voz de quienes le cuidan.


Ya desde el nacimiento el bebé muestra una preferencia visual por los rostros humanos. También es capaz de oír y, a las pocas semanas de vida, ya reacciona con movimientos de su cuerpo en respuesta a la voz humana.


*Esta información se refiere a niños nacidos a término y no es aplicable a los que son prematuros.

http://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/que-hace-un-recien-nacido-primer-mes-vida

Bebe de 8 a 12 meses

Investigan y manipulan todo lo que sale a su paso. Muchos gatean con rapidez y alguno anda con apoyos. Los extraños quizás le resulten amenazantes

Actividad motora


Ya son capaces de sentarse sin apoyo y con la espalda bien recta tanto tiempo como quieran. Esto les da la oportunidad de poder girarse mientras están sentados y llegar a objetos cercanos que estén en sitios diferentes.


Hacia los 8 meses pueden sostenerse sobre sus manos y sus rodillas. A partir de ahí muchos niños comienzan a gatear con más o menos habilidad.


También pueden ponerse de pie ellos solos apoyándose en algún mueble, y pronto comienzan a recorrer la habitación bien agarrados a los muebles para no perder el equilibrio. Para el año de vida muchos andan de la mano o incluso han dado sus primeros pasos solos.


Desarrollo cognitivo


Una nueva habilidad muy interesante es la capacidad de buscar un objeto que ha desaparecido. Hasta los 6-7 meses, si tapamos o escondemos un objeto con el que esté jugando, el niño no lo busca y parece como si el objeto hubiera desaparecido de su mente. A partir de esta edad será capaz de buscar el objeto porque entiende que el objeto sigue ahí aunque no lo pueda ver (permanencia del objeto).


También experimenta con varios objetos a la vez. Si consigue dos cubos disfruta golpeando uno con el otro.


Hasta esta edad solo podía coger objetos de un tamaño acorde al de su mano porque no había aprendido todavía a hacer la "pinza" entre el pulgar y el dedo índice. El logro de la "pinza" es muy importante en su desarrollo porque le permitirá coger objetos más pequeños y moverlos de forma cada vez más precisa.


Socialización


El descubrimiento de la permanencia del objeto coincide con cambios importantes en su desarrollo social.  Le encanta que juguemos con él al cucú, ¡ya no estoy! También disfruta tirando objetos una y otra vez al suelo para que se los devolvamos (también una y otra vez).


Al mismo tiempo aparece la angustia de separación. Se les hace difícil separarse de los padres y pueden llorar cuando esto ocurre. Niños que dormían bien comienzan a despertarse  y llorar por la noche para que sus padres lo acompañen. Además, se muestran temerosos ante las personas extrañas.


Aparece también un deseo de independencia frente al control de los padres. Les ponen a prueba con sus acciones y, si no se salen con la suya, aparecen las primeras rabietas.


Comunicación


Su comprensión mejora rápidamente. Reconoce su nombre y algunas palabras. También es capaz de obedecer órdenes sencillas, en especial si las acompañamos con gestos.


También sus balbuceos comienzan a ser más elaborados. Al comienzo emite bisílabos ("ma-ma", "da-da") y, posteriormente, varias sílabas ("ba-da-ma") con una entonación que imita la lengua materna. A los 12 meses muchos niños dicen mamá/papá y alguna palabra con sentido.



*Esta información se refiere a niños nacidos a término y no es aplicable a prematuros. Por otra parte, cada niño es único y su desarrollo puede tener un ritmo algo diferente al que presentamos. Comente con su pediatra  las dudas que se le puedan plantear. 

http://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/bebe-8-12-meses

Bebe de 5 a 7 meses

Ya tiene las manos libres para tocar y revisar todo lo que se pone a su alcance. A su manera, “conversa” y se relaciona con su familia

Actividad motora

Si colocamos al bebé boca abajo no solo se apoya para levantar cabeza y hombros. Ahora es capaz de girarse a los lados o de darse la vuelta.

Boca arriba, intenta levantar la cabeza. También se gira, se retuerce y se da la vuelta. El reflejo tónico del cuello ha desaparecido y el bebé ya puede controlar mejor sus manos. Es capaz de alcanzar objetos, agarrarlos con las dos manos y llevárselos a la boca. También es capaz de pasarse los objetos de una mano a otra.

Pero quizás la adquisición más importante de esta etapa es la capacidad de mantenerse sentado. Al principio con nuestro apoyo, porque se desequilibra fácilmente y cae con todo su peso hacia adelante o a los lados. Sin embargo, pronto consigue sentarse de forma estable. Desde esta nueva posición puede seguir objetos con la vista y explorar mejor lo que le rodea.

Visión

La visión sigue mejorando. A esta edad se cree que ya ve los colores. Además, aumenta la percepción de la profundidad y esto le permite crear una imagen tridimensional (en relieve) del mundo que le rodea. Ahora ya puede calcular la posición de un objeto en relación con otros que estén más cerca o más lejos, y de esta manera le resulta más fácil cogerlos y jugar con ellos.

Social

La maduración motora y sensorial del bebé hacen que esta etapa (aunque ya comenzaba a serlo a los 3-4 meses) sea emocionante. Los padres ya pueden interaccionar y mantener "conversaciones" con el bebé. Él les escucha con atención y, a su vez, también balbucea algunos sonidos monosílabos repetitivos (por ej. babababa).

Hacia los 7 meses el bebé se convierte en un maestro de la comunicación no verbal (gestos, ademanes, gritos…) y es capaz de expresar sus emociones y reconocer las nuestras. Es capaz de reaccionar ante el tono de nuestra voz y nuestra expresión facial. Generalmente a esta edad entiende que no debe hacer una cosa cuando le decimos "no" con voz firme y con una cara seria.

*Esta información se refiere a niños nacidos a término y no es aplicable a los prematuros. Por otra parte, cada niño es único y su desarrollo puede tener un ritmo algo diferente al que presentamos. Comente con su pediatra las dudas que se le puedan plantear. 

http://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/bebe-5-7-meses

Bebe de 2 a 4 meses

A esta edad mira y sigue lo que se mueve, sonríe, reconoce voces familiares, empieza a usar su propia voz, no solo su llanto, para expresarse

Actividad motora

Si colocamos al bebé boca abajo ya es capaz de levantar la cabeza, al principio con dificultad, pero pronto tiene suficiente fuerza como para levantar y mantener los hombros y la cabeza, apoyándose sobre los brazos extendidos (como los lagartos).

Cuando está boca arriba predomina la postura debida al reflejo tónico del cuello. Como consecuencia de este reflejo, cuando se vuelve la cabeza del bebé hacia un lado, el brazo y la pierna de ese lado se estiran y el brazo y pierna opuestos se flexionan. Esta postura se conoce también como posición de esgrima.

Si a los 2 meses le cogemos de las manos para intentar sentarle, la cabeza le caerá hacia atrás y le molestará. Sin embargo, para los 4 meses ya será capaz de mantenerla en línea con el tronco.

Camino de los 3 meses se meten el puño en la boca y lo chupetean. Podría parecer que tienen molestias en las encías, pero no es así. Simplemente es un paso más en su maduración y además se diría que les resulta agradable.

El reflejo de Moro desaparece alrededor del tercer mes. También comienzan a perder intensidad el resto de reflejos de recién nacido que dificultaban los movimientos voluntarios del bebé.

A los 4 meses el bebé ya puede llevar las manos hasta el centro del cuerpo, jugar con ellas y llevárselas a la boca. Cuando intenta coger algún objeto muchas veces no lo consigue. Sin embargo, si le acercamos un sonajero a la mano, lo cogerá y lo agitará.

Visión

Su visión va mejorando y ya es capaz de seguir objetos cercanos que se mueven lentamente en un ángulo de 180º.

Hasta los 3 meses no es raro que tuerza los ojos (bizquee) en alguna ocasión durante un instante.

A los 4 meses sonríe a su propia imagen en el espejo.

Social

Comienza a sonreír cada vez más en respuesta a nuestras atenciones. Para los 4 meses está encantado de relacionarse con la madre y resto de los cuidadores. A esta edad, más que sonreír, ríe a carcajadas.

Le gusta escuchar las voces familiares que le hablan y le arrullan. También le gusta escuchar música y es capaz de emitir sus primeros gorgeos ("ga-ga").

 

Esta información se refiere a niños nacidos a término y no es aplicable a los prematuros. Por otra parte, cada niño es único y su desarrollo puede tener un ritmo algo diferente al que presentamos. Comente con su pediatra las dudas que se le puedan plantear.

http://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/bebe-2-4-meses

Soplo en el Corazón en niños

Un soplo no es más que un ruido que hace la sangre cuando pasa por el corazón. Los soplos son muy frecuentes en los niños y casi siempre benignos.

http://enfamilia.aeped.es/temas-salud/que-son-soplos-en-corazon

Dentición en bebes

Los primeros dientes "de leche" salen habitualmente entre los 6 y los 12 meses. No producen fiebre, aunque tradicionalmente se les culpe de casi todo.

http://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/le-estan-saliendo-dientes-mi-bebe

También frecuentemente consultan los padres sobre la limpieza d elos primeros dientes.

http://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/hay-que-limpiar-ya-primer-diente-bebe

No es aconsejable la utilización de mordedores con vibración.

http://enfamilia.aeped.es/prevencion/mordedores-con-vibracion

Parálisis Facial Periférica

En esta parálisis se pierde de forma brusca la movilidad de un lado de la cara y cuesta cerrar el ojo, aunque suele recuperarse en pocas semanas

http://enfamilia.aeped.es/temas-salud/paralisis-facial-periferica

Catarros y Toses

La mayoría de las infecciones respiratorias en los niños son causadas por virus y curan por sí solas.

En el año 2013, se realizó una revisión sistemática (análisis de varios estudios) para determinar la duración de los síntomas de las infecciones respiratorias. En el 90% de los niños el dolor de garganta se resolvió en 7 días, el de oídos en 8, el resfriado en 15 y la tos en 21 días.

El conocer la duración habitual de los síntomas de las infecciones respiratorias más comunes es importante para evitar el uso de tratamientos innecesarios y, por otra parte, para saber cuándo debemos sospechar una complicación.

Podemos ver los diferentes tipos de Tos en el siguiente enlace:

http://www.serpadres.es/salud/salud/por-que-tose-tanto.html

Fuente: Asociación Española de Pediatría

LACTANCIA MATERNA

Los Pediatras somos partidarios de fomentar la lactancia materna. Estas recomendaciones intentan dar respuesta a preguntas como hasta cuando debo darle pecho.

http://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/hasta-cuando-es-bueno-que-mame-mi-hijo-destete

Andadores o TAKATA

Frecuentemente, vemos en la consulta el uso por parte de los bebes de andador o takata. Las adquisiciones psicomotrices de los niños necesitan ir ejercitándose poco a poco y los andadores no aportan ningún beneficio para que los niños aprendan a caminar, y además multiplican el riesgo de accidentes.

http://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/cual-es-mejor-andador-para-un-bebe-que-no-se-usa

Mi hijo no come

Una de las causas de mayor consulta y preocupación de los papas es el apetito de los niños en la edad preescolar, pues es frecuente que coman pocas cantidades y de forma irregular. Veamos una serie de consejos para ayudarnos, niños-padres-pediatras.

http://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/mi-nino-no-come

Giardiasis infantil

La zona mediterranea es endémica de un parasito denominado Giardia intestinalis (antes conocido como Giardia lamblia). Su infección en niños puede provocar frecuentemente diarreas, vómitos, sensación de malestar intestinal, flatulencias y distensión a nivel abdominal con dolor abdominal.

http://enfamilia.aeped.es/temas-salud/infeccion-por-giardia

Obesidad infantil

El sobrepeso y la obesidad son "una acumulación excesiva de grasa que supone un riesgo para la salud", siendo la obesidad un acumulo mayor y con más repercusiones.Según un estudio a escala regional realizado por la Consejería de Sanidad y Política Social y la Universidad de Murcia, 1 de cada 3 niños murcianos (32%) de entre 2 y 14 años tiene exceso de peso

http://enfamilia.aeped.es/temas-salud/obesidad

http://www.murciasalud.es/noticias.php?op=ver&id=257477&idsec=66

Pronación dolorosa: "se le ha salido el codo "

Paseamos con nuestro hijo, lo llevamos cogido de la mano y de repente se tira de él porque no quiere andar, o para ayudarle a subir un bordillo o para evitar que se caiga si ha tropezado, o el niño tira con fuerza para intentar soltarse. Este mecanismo puede provocar que "se le salga el codo"y a continuación veremos como se trata este leve problema.

http://enfamilia.aeped.es/temas-salud/pronacion-dolorosa-se-le-salio-codo

http://familiaysalud.es/enfermedades/aparato-locomotor/pronacion-dolorosa-como-reconocerla-prevenirla-y-actuar

Sudamina en verano

Con el calor del verano muchos bebés tienen una erupción rojiza en la piel, sobre todo en el pecho y la espalda, denominada sudamina que se produce por la obstrucción de las glándulas sudoríparas. Su prevención es sencilla evitando la causa que la produce, es decir, desabrigando.

http://enfamilia.aeped.es/edades-etapas/sudamina

http://www.guiainfantil.com/1701/sudamina-granitos-en-los-bebes-por-el-calor.html

Plagiocefalia, Braquicefalia y Escafocefalia

La plagiocefalia posicional es una deformidad craneal que consiste en un aplanamiento de la parte trasera de la cabeza, generalmente del lado derecho y más frecuente en niños que en niñas, que puede acompañarse de un desplazamiento del mismo lado de la cabeza hacia adelante.

La braquicefalia posicional es una deformidad craneal que consiste en un aplanamiento más o menos simétrico de toda la parte trasera de la cabeza. Suele verse en lactantes de buena vida que duermen siempre de espaldas y mirando al cielo.

La escafocefalia posicional es una deformidad craneal que consiste en una cabeza estrecha y alta por aplanamiento transversal y alargada en sentido antero-posterior. Se da con más frecuencia en bebés prematuros y ex-prematuros.

http://www.plagiocefalia.es/?gclid=CJ-v9u2nlL4CFQbMtAodZQkA3g

Dermatitis del pañal en bebés

La Dermatitis del Pañal es la afección de la piel del bebé que aparece en la zona que está en contacto con el pañal, cuya presentación más frecuente inflamación es la irritación de la zona que está en contacto con el pañal y, por consiguiente, con la orina, las heces del bebé. Además se ve favorecida por las singulares características de fricción, humedad y maceración de la zona.

Aparece con mayor frecuencia entre los 6 y los 12 meses de edad; hasta una tercera parte de los lactantes puede llegar a padecer esta infección.

Las causas principales que provocan este proceso son:

-       Roce en la zona

-       Oclusión

-       Humedad

-       Contacto prolongado con orina y heces el bebé

-       Bacterias propias de la piel

El mejor tratamiento es la prevención, que debe realizarse con:

-       Cambios frecuentes de pañal

-       Cremas y pomadas de barrera, tipo pasta al agua, que poseen oxido de zinc, creando una barrera entre el agente externo irritante ( orina, heces,..) y la piel del bebé

-       Hidratación adecuada de la piel con cremas hidratantes

-       Utilización de pañales que dejen transpirar

Para tratar esta afección podemos utilizar, Cremas de corticoides, antifúngicos y antibióticos tópicos, aunque es recomendable acudir a un profesional de la salud para el diagnóstico y la indicación del mejor tratamiento posible de la dermatitis del pañal.

Dolores de crecimiento

Es el dolor de piernas benigno, propio de la infancia, que aparece por la noche sin que haya una causa que lo produzca.

Ocurre hasta en uno de cada 5 niños, entre los dos y doce años, sobre todo entre los 4 y 8 años.

Aunque se llama “dolor de crecimiento“, no hay constancia de que esta sea la causa. De alguna  forma, es una  referencia al grupo de población que la padece y a la benignidad del cuadro.

¿Por qué se producen?

Se desconoce la causa. Aunque se ha estudiado su relación con distintos factores, no se ha podido aclarar su origen.

¿Qué características tienen?

El dolor aparece típicamente durante la noche, en ocasiones durante la siesta. El niño se despierta quejándose de dolor en ambas piernas. No es capaz de localizar una zona concreta y señala de forma difusa las pantorrillas o la zona anterior de los muslos o las espinillas. Afecta a ambas piernas, y no duelen las articulaciones. Los niños mayores lo describen como “calambres“, o como un dolor “interno“.

 Al observar al niño no se encuentra ninguna alteración aparente en las extremidades. Tras varios minutos - a veces dura una o dos horas - el dolor desaparece y a la mañana siguiente el niño se despierta sin ningún síntoma y realiza su actividad diaria con normalidad.

Estos episodios pueden repetirse de forma intermitente durante meses.

¿Qué se puede hacer?

 Para aliviar el dolor suele ser suficiente con un suave masaje y/o la aplicación de calor.

 En muy raras ocasiones hay que recurrir a la administración de algún analgésico: ibuprofeno o paracetamol.

¿Cuándo debo consultar?

En raras ocasiones, los dolores en las piernas pueden ser una manifestación de alguna enfermedad importante (enfermedades reumáticas, tumores, leucemia). El dolor tendrá características diferentes. Debería consultar con su médico, en caso de:

  • Dolor de intensidad creciente y muy frecuente
  • Dolor que no desaparece durante el día
  • Dolor localizado en las articulaciones
  • Dolor en una sola pierna
  • Debilidad, fiebre, malestar…

Fuente: A.E.P.

Muguet oral ( hongos en la boca de los bebes)

El muguet oral o candidiasis bucal es el nombre con el que habitualmente nos referimos a la infección del área oral por un hongo llamado Candida Albicans Este es un problema común en los recién nacidos y lactantes menores de seis meses.

Este hongo es un germen habitual de la boca y tracto digestivo. Las principales fuentes de contagio son:

-          pecho de la madre ( infección del pezón)

-          tetina, biberón o chupete

-          candidiasis vaginal de la madre, en el recién nacido

-          antibioticoterapia frecuente

La manifestación clínica habitual es la aparición de una capa blanquecina espesa que cubre la lengua, y la cara interna de las mejillas, con un aspecto algodonoso, como si fuera yogur. En niños puede parecerse a restos de leche que al intentar ser retirada con una gasa empapada en agua no se va.

La infección por Candida Albicans también puede aparecer en el área perianal. En este caso hablamos de Candidiasis del area del pañal y se presenta clínicamente como enrojecimiento perianal intenso y a veces exudativo.

La mejor forma de prevenir el muguet oral es con una adecuada higiene de todos los productos que utiliza el bebé, siendo igualmente aconsejable un lavado frecuente de manos de los padres.

Esta infección responde muy bien a un tratamiento adecuado y se suele solucionar en poco más de 7-10 días.

Suele tratarse con aplicaciones tópicas sobre las lesiones de una medicación antifúngica, impregnando una gasita estéril con el fármaco tipo gel, tres o cuatro aplicaciones al día durante 7-10 días. Para mayor efectividad es mejor administrarlo media hora antes de la toma o inmediatamente después de ésta.

Las lesiones mejoran a partir del 3-4 día, aunque debemos mantener la duración del tratamiento indicado, para evitar recaídas frecuentes.

Intoxicaciones en niños por productos de limpieza

 

Intoxicaciones en niños: cuidado con la lejía y otros productos de limpieza
 
 
Los productos de limpieza ocupan el segundo lugar en frecuencia, después de los medicamentos, de las causas de las intoxicaciones infantiles. Suelen producirse en niños menores de 3 o 4 años cuando están en su casa, especialmente en la cocina, donde por lo general se guardan estas sustancias.

¿Qué productos están implicados habitualmente?

Sobre todo las lejías, pastillas para el lavavajillas, limpiasuelos y detergentes para el lavado de la ropa. También puede haber intoxicaciones por pesticidas, insecticidas o productos para el mantenimiento de la casa o el jardín.

Dejar estos productos en sitios accesibles, como armarios a nivel del suelo, por ejemplo debajo del fregadero, o sacarlos de su envase original para guardarlos en una botella de agua o de un refresco, facilita este tipo de intoxicación.

¿Qué lesiones producen?

Por lo general, muchos productos de limpieza caseros son poco tóxicos y, además, debido a su mal sabor, los niños se suelen tragar cantidades mínimas que no causan problemas importantes.

Algunas veces, sobre todo si son cáusticos, queman y pueden producir lesiones en la boca, la garganta o la piel. Los síntomas más frecuentes serían aumento del babeo, vómitos o dolor de garganta con dificultad para tragar. En los casos más graves pueden causar lesiones más graves y provocar problemas para respirar o dolor en el pecho o la barriga.

¿Cómo se producen estas intoxicaciones?

Los niños pequeños están continuamente explorando el entorno que les rodea. Esto hace que jueguen con todo lo que está a su alcance, abriendo frascos o sobre todo aprovechando que el envase está abierto para ingerir su contenido, mientras se limpia la cocina o el baño.

¿Cómo se pueden evitar este tipo de intoxicaciones?

La mayoría de las intoxicaciones por productos del hogar podrían evitarse fácilmente llevando a cabo algunas medidas preventivas:

  • Guardar los productos de limpieza inmediatamente después de utilizarlos para evitar que el niño pueda cogerlos en un momento de distracción.
  • Guardar estos productos en lugares de difícil acceso para los niños, como en los armarios de mayor altura, bajo llave o con un cierre de seguridad para armarios.
  • No dejar los productos de limpieza a la vista de los niños, especialmente si tienen colores llamativos.
  • No guardarlos en envases diferentes del original y, sobre todo, en botellas de agua o refrescos. Esto puede confundir a los niños.
  • Tener el menor número de productos de limpieza necesarios y deshacerse de los sobrantes, especialmente si son más tóxicos y de uso poco frecuente, como los plaguicidas.
  • Comprar productos del hogar con tapón de seguridad.
  • Educar al niño sobre las normas de conducta, haciéndoles ver que esos productos no son para su uso.
  • Facilitar esta información a otras personas con las que el niño pase parte de su tiempo para que puedan aplicar estas medidas también en su domicilio, como por ejemplo en la casa de los abuelos o de un cuidador.

¿Qué debe hacer si un niño ha podido intoxicarse con un producto de limpieza?

  • Conservar la tranquilidad.
  • No provocar el vómito.
  • Inicialmente, no es recomendable beber agua o leche hasta que la situación sea valorada por un profesional, ya que su utilidad depende de los componentes del tóxico.
  • Quitar la ropa que esté manchada con el producto tóxico.
  • En caso de contacto con los ojos o con la piel, lavar con abundante agua.
  • Conservar el producto responsable de la supuesta intoxicación para poder identificarlo posteriormente.
  • En caso de duda, consultar por teléfono con el Instituto Nacional de Toxicología (915620420), el Servicio de Emergencias (112) o un centro sanitario, quienes le indicarán la actuación inicial a seguir.

¿Cuándo debo acudir a un centro sanitario?

  • Si tiene la sospecha de que el niño ha podido intoxicarse con algún producto del hogar y el niño tiene mal aspecto o presenta algún síntoma.
  • Si, tras ser valorada la situación por un profesional, éste le ha indicado que vaya a un centro sanitario.
  • Siempre que tenga una duda y no la haya podido resolver telefónicamente.

Fuente: Asociación Española de Pediatría

 

Dermatitis atópica en bebés

Estreñimiento en el niño pequeño

El estreñimiento es la dificultad para la emisión normal de heces. Aunque puede deberse a varios trastornos diferentes, en el niño preescolar y escolar suele deberse a una conducta que favorece la retención fecal. A veces puede ser por cambios de rutina (retirada del pañal, enfermedades), situaciones emocionales (cambio de domicilio, nacimiento de un hermano) o pequeñas lesiones alrededor del ano que hacen que deje de ir al baño. Otras veces el niño retrasa el momento de la defecación porque está distraído con otros asuntos o, simplemente, porque no quiere hacer deposición en el inodoro del colegio. Si siente dolor en el momento de la defecación, intentará evitarlo retrasando la eliminación de heces, pero solo conseguirá, al final, tener que eliminar heces más duras y más grandes, por lo que tendrá más dolor y se reforzará su idea de que tiene que retener la deposición lo máximo posible.

¿Cuáles son los síntomas?

El síntoma fundamental es la disminución de la frecuencia de las deposiciones. Generalmente se admite el límite de una deposición cada dos días (tres a la semana), pero hay niños estreñidos que hacen todos los días, aunque de forma incompleta. Cuando esto ocurre, se van  acumulando heces y periódicamente eliminan una más grande y con más esfuerzo de lo habitual. Con el tiempo pueden aparecer heridas en el ano (llamadas fisuras anales). Si se acumulan muchas heces, puede que se le escapen sin querer y manche la ropa interior.

Es muy típico que los niños pequeños se escondan detrás del sofá, de la puerta o de las cortinas y se pongan en cuclillas haciendo esfuerzos. Pero no nos confundamos: el niño no trata de defecar, sino que está tratando de retener las heces porque cree, con razón, que le va a doler.

¿Cuándo debo consultar?

Una vez que empieza es conveniente no esperar demasiado, ya que cuánto más se prolongue el estreñimiento, más trabajo costará recuperar un hábito intestinal normal.

Además, debe consultarse si se producen otros síntomas como disminución del crecimiento, vómitos, barriga hinchada o sangrado con las heces.

¿Cómo se trata?

Hay que evitar que el niño tenga dolor cuando hace la deposición y restablecer un hábito intestinal normal.

Lo primero es tratar las lesiones anales que puedan aumentar el dolor (fisuras, inflamaciones del ano, etc.). Hay que dar también un medicamento laxante que ablande las deposiciones y estimule las ganas de defecar del niño, para evitar que retenga heces y vuelva a producirse el círculo de dolor - retención de heces - dolor.

Es conveniente que sea su pediatra el que le recomiende el medicamento laxante, ya que no todos los laxantes son adecuados para los niños. Por último, es fundamental favorecer un hábito regular. Puede ser útil sentarle en el inodoro después de las comidas, sin prisas y sin distracciones, animándole cuando consiga hacer deposición y no preocupándose demasiado si las primeras veces no lo consigue.

¿Cómo se puede prevenir?

Existen muchos mitos en el tratamiento y la prevención del estreñimiento en el niño pequeño. No está demostrado que la fibra juegue un papel en su producción. Tampoco otros remedios como beber más agua o tomar ciertas frutas o zumos han demostrado su utilidad. En general, es recomendable seguir una alimentación variada normal y favorecer un hábito intestinal regular.

Si el estreñimiento vuelve a empeorar, es muy importante empezar de nuevo el tratamiento. Es muy frecuente que el niño precise repetir los tratamientos hasta adquirir su hábito intestinal a una edad posterior. Ser estreñido de niño no quiere decir que se vaya a ser estreñido toda la vida.

 

http://enfamilia.aeped.es/temas-salud/estrenimiento-en-nino-pequeno

Lavados nasales en los niños

Impétigo: infección frecuente en primavera y verano

Muerte súbita el lactante

Fiebre en el niño

La fiebre es un síntoma muy frecuente en los primeros años de vida. Los niños comienzan la escolarización y,  especialmente durante el invierno, tienen muchas infecciones. “Se lo cogen todo”, por lo que con frecuencia tienen fiebre… para defenderse.

Hay que tener en cuenta que la fiebre es un mecanismo que tiene el organismo para luchar contra el ataque que supone la infección. La fiebre es la reacción del cuerpo, no la enfermedad.

La elevación de la temperatura facilita la acción de las defensas del organismo frente a las bacterias y los virus que producen las infecciones. Por lo tanto, no es necesario tratar la fiebre e intentar bajarla hasta la temperatura habitual. En cambio, sí que es recomendable aliviar el malestar que la fiebre pueda producir al niño.

Ante un niño con fiebre, lo más importante es saber cuál es la causa y estar pendiente de aquellos síntomas que indican problemas y la conveniencia de consultar al pediatra.

Intoxicaciones agudas por medicamentos en los niños

¿Hay que alternar los antitérmicos?

Ante un niño febril se ha extendido la práctica de utilizar paracetamol e ibuprofeno de forma alterna para disminuir la fiebre. Sin embargo, no hay pruebas de que alternarlos sea más eficaz para disminuir la temperatura o el malestar. Además, esta práctica de alternarlos o combinarlos aumenta el riesgo de que se produzcan confusiones a la hora de administrarlos y que se produzcan más efectos secundarios.

Por lo tanto, no se deben alternar los antitérmicos de forma habitual.

Se recomienda:

  • Tratar a los niños febriles solo cuando la fiebre se acompañe de malestar. No utilizar medicamentos con el único objetivo de reducir la fiebre.
  • No  es aconsejable combinar o alternar ibuprofeno y paracetamol.
  • No se deben dar los dos a la vez.
  • No alternarlos. Solo hacerlo si el malestar es intenso y persiste o recurre antes de la dosis siguiente.

Hay que recordar que la fiebre no es una enfermedad, sino una respuesta defensiva y que el tratamiento de la fiebre está orientado a aliviar el malestar. Más recomendaciones ante el niño con fiebre en el “Decálogo de la fiebre”.

¿Qué medicamento se ha de utilizar para bajar la fiebre?

Para disminuir la fiebre y aliviar el malestar en los niños se utilizan habitualmente el paracetamol y el ibuprofeno. Ambos se pueden dar en gotas o en jarabe, y el paracetamol también en supositorios.

Hay que tener en cuenta que:

  • Si el niño no está afectado no ganamos nada tratando la fiebre.
  • Los antitérmicos pueden disminuir la temperatura entre 1 y 1,5 grados (ºC).
  • El objetivo no es alcanzar la temperatura corporal normal.
  • El ibuprofeno se puede utilizar a partir de los seis meses de vida.
  • No dar paracetamol a un niño menor de 3 meses sin que lo haya revisado el médico.
  • No es recomendable utilizar antitérmicos para prevenir una aposible reacción ante las vacunas.
  • El paracetamol se puede administrar cada 4 o 6 horas, y el ibuprofeno cada 6 u 8 horas. Consultar siempre las dosis adecuadas según el peso del niño.
  • Es imprescindible mantenerlos fuera del alcance de los niños, ya que la ingesta de una dosis elevada produce toxicidad.

Traumatismos craneales en el niño

Clickguay